25/6/14

Los Miserables: El Musical


Esta apasionante historia es un testamento universal y atemporal de la capacidad de supervivencia del espíritu humano.

Más que un musical, una leyenda.

Una de las mejores experiencias musicales que se pueden vivir y que, por suerte, podemos disfrutar en una estupenda gira en nuestro país. ¡Es de visión obligada!




Los Miserables sacude a su público a través de un épico cuento de sueños rotos, amor no correspondido, pasión, sacrificio y redención con el trasfondo de una nación al borde de la revolución.

Una obra que llevo esperando meses; uno de los regalos de cumpleaños más fascinantes, que aguardaba en mi habitación desde enero; un musical ansiado, admirado sin haberlo visto y que ha superado las expectativas. Ahora puedo decir de primera mano, tras haber cumplido otro sueño, que merece la fama que le precede.

Es una obra compleja, impactante y extraordinaria que no os podéis perder. Entendería, sin duda, que a quien no le guste el género musical no quisiera acercarse a una producción de tres horas de duración donde no hay cabida para el diálogo, pero obligaría a asistir al teatro a todo amante y atrevido al respecto, sin miedo a enamorarse de algo excepcional.


Todos sabremos que está basado en la obra homónima de Víctor Hugo, la cual espero llegar a leer pronto y que inspiró la extraordinaria película de Tom Hooper (los interesados podréis leerla pinchando en este enlace). Este musical lleva más de 28 años en escena y se ha ganado el cariño y el aplauso de millones de espectadores, entre los que al fin me encuentro.

Originalmente, Los Miserables: El Musical pertenece a Alain Boublil y Jean-Marc Natel (texto francés) y la música a Claude-Michel Schönberg (con la letra de Herbert Kretzmer). En cuanto a la traducción española, se lo debemos a Albert Mas Griera y, por si fuera poco, considero que merece mención el coreógrafo Michael Ashcroft, Paule Constable por el sistema de iluminación, Andreane Neofitou y Christine Rowland por el diseño de vestuario, entre otros.

Con el motivo del 25 aniversario del musical en 2010, recreando la producción estrenada por Cameron Mackintosh, hoy día se encuentra de gira por nuestro país, recorriendo 20 ciudades.

Particularmente debo dedicar un pequeño espacio - pero no por ello menos importante - al trabajo de orquestación motivado por el director musical Arturo Diez Boscovich. Este malagueño es capaz de envolvernos al ritmo de su batuta con una extraordinaria partitura que enamora nada más empezar. Además, debo decir que me sorprendió muchísimo lo que nos contó a 30 afortunados que no perdimos el tiempo en Facebook una vez salió publicado, en la visita al Teatro Cervantes el 21 de este mes, el Día Internacional de la Música. La orquesta en cuestión está compuesta por un número muy reducido de músicos, capaces de llevar todo el peso de una obra tan asombrosa como Los Miserables. Con cariño y detalle, nos dejó con la boca abierta con pequeñas demostraciones en vivo que disfrutamos en primera fila, por lo que desde aquí aprovecho para homenajear el trabajo de un equipo musical que encontramos en el foso.


Casi como cualquier otro musical, está dividido en dos actos. Situándonos a principios del siglo XIX, 1823 para ser más exactos, encontramos una primera parte extraordinaria que define la historia: la miseria más profunda, las ansias de libertad, el peso de la ley, los sueños rotos, la esperanza por un mundo mejor... Una segunda parte donde las barricadas toman forma de revolución, donde encontraremos los momentos más crudos y desoladores, pero no por ello menos asombrosos.

Los Miserables es una obra de arte sin parangón. Incluso me atrevería a decir que corona la cima del mundo musical, sobresaliendo por encima de cuantos he visto. Un compendio de sensaciones que te atrapa en el asiento y que, gracias a la magnífica puesta en escena ligada a una música exquisita, impacta, sorprende, emociona, desgarra y enamora consiguiendo que explotes en vítores a voz en grito. Me quito el sombrero.


Esta obra invita a la reflexión, ya sea en relación a las luchas por la libertad, la esperanza de acabar con un sistema de gobierno corrupto o bien en un sentido moral y/o religioso, pues es - en sí misma - una oda al amor en diferentes acepciones.

Además de la belleza musical, cabe destacar el reparto:

En el papel protagonista, Jean Valjean, tenemos por norma general a un alucinante Nicolás Martinelli (aunque a mí me ha tocado disfrutarlo a su vez por parte de Felipe Forastiere) y como antagonista, Javert, un imponente Ignasi Vidal (interpretó a la Bestia en el Musical, del cual aún debo la reseña) a quien, desde aquí, deseamos su pronta recuperación. Al encontrarse de baja, hemos tenido la ocasión de impresionarnos con Víctor Díaz.

Grandes momentos con los Señores Thénardier, quienes aparecen como contrapunto cómico entre tanta desolación, gracias a Eva Diego (Madame Thénardier) y Armando Pita (Thénardier), sencillamente geniales. Sensacionales voces e interpretaciones, de lo más admirables, con Guido Balzaretti (Marius), Lydia Fairén (Eponine), Elena Medina (Fantine), Carlos Solano (Enjorlas) y Talía del Val (Cosette), entre otros muchos.


Una dulce e inocente Cosette, interpretada por Ana Pérez y un personaje que me cala de lo más profundo, Gavroche, interpretado por Nacho Rodríguez.

Después de esta especie de reseña, con la que sólo quería mostrar mi impresión al respecto comentando lo fundamental de la misma sin entrar en mayores detalles (aunque parezca haberme explayado), pues soy de las que considera que uno debe sentir las cosas por sí mismo, sin saber más de lo necesario, me reitero al decir que la puesta en escena es asombrosa, los efectos son magistrales, así como el complejo montado por diversos escenarios, son los responsables de conseguir tanto elogio como ha recibido y al que me sumo hoy y por siempre.

En resumidas cuentas, Los Miserables: El Musical es un espectáculo maravilloso e inigualable que no podéis perderos. Desde aquí, os animo empujo y obligo a que vayáis a verlo si tenéis ocasión, porque verdaderamente supera toda expectativa. Una obra que mezcla sensaciones de todo tipo, que es capaz de sorprender y emocionar al espectador, que transmite y conmueve, donde ríes y lloras a partes iguales. Un canto al amor, a la lucha por la libertad y a la vida, en definitiva.

Mi más sincera enhorabuena y, con todo mi cariño, GRACIAS por haber hecho posible algo tan maravilloso que, como bien anticipan en su eslogan, va más allá del musical y es y será una leyenda.

Os dejo con una secuencia de ensayos que os hará disfrutar del conjunto vocal, sin revelaros nada de la puesta en escena real (pues la magia, se debe vivir en el teatro).


PD: Gracias mamá por cumplir, una vez más, un sueño.

Image and video hosting by TinyPic

14 comentarios:

  1. Que envidia me das :( No puedo ni imaginar como debiste sentirte mientras veías el musical. Espero tener la oportunidad de verlo algún día.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado imaginarlo, aunque he intentado expresarlo de la mejor manera... No sé, son de esos musicales que te atrapan en el asiento, paran el tiempo y casi tu respiración. A veces cogía aire tan hondo con un sentimiento tan profundo, que parecía justamente eso... y emoción a flor de piel.

      Es una maravilla, Patricia. Te digo que, si tienes oportunidad, no pienses en el precio, pues merece muchísimo la pena.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Qué pasada aiiins *.* Una reseña preciosa que no hace sino aumentar mis ganas de verlo, tiene que ser una verdadera maravilla. Ya sólo el video me pone los vellitos de punta!
    Espero poder verlo algún día :)
    Besos guapísima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias linda! Me alegra que te haya gustado... He intentado transcribir todo lo que sentía, sin entrar en grandes detalles porque creo que uno debe verlo.

      En serio, aprovecha. Están hasta finales de este mes. Merece mucho, mucho la pena Ana.

      Besotes!!!

      Eliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo con tu opinión. Pao!!!!

    Como ya dije en su día, es un musical que remueve un montón de sensaciones y sentimientos en nuestro interior y eso lo hace único, la joya de la corona en el mundo de los musicales. Sólo espero que tenga el éxito que merece y que mucha gente lo vaya a ver y así nos traigan más joyas de este tipo por nuestra tierra. Sobre todo, me muero por ver Wicked y todos los relacionados con Disney :D

    Besos de colores, bella Pao!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente así... Una maravilla, que ha coronado los musicales. Y ya es difícil decidir, porque no tienen comparación alguna.

      Ojalá que sí, y yo también espero que sigan trayendo más, porque me encantaría. Yo quiero ver La Sirenita, con ese moriría feliz!!!!!!!!

      Besotes bonita!!

      Eliminar
  4. La verdad no he visto nunca el clásico, pero vi la pelícila, que creo que estaría mejor en el teatro que en grabación. He leído la novela y es de mis clásicos románticos favoritos. Espero apreciar un día el musical en vivo.
    Saludos!!
    PD: te dejo el link de mi segundo blog que es más personal y espero que te guste. Saludos!!
    hojasypalabras.blogspot.mx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la película francesa quiero acabar de verla, porque la pillé por TV.
      Tengo que leer la novela, aunque espero poder hacerlo sin aburrirme. No sé cómo será su forma de escribir... Pero amo la obra aunque sea a través de la película y el musical.

      Merece mucho la pena.

      Eliminar
  5. Yo tengo unas ganas inmensas de poderlo ver.
    BESOTES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tengo entendido que va para Barcelona pronto!
      Así que anímate!!!!

      Besotes

      Eliminar
  6. Podría decirte millones de cosas sobre esta entrada pero se pueden resumir en dos: ENVIDIA MÁXIMA & SIN PALABRAS! *-* jaja dicho esto, dicho todo ;)
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja Ayyyy! Cómo te entiendo... así me sentía yo antes de verlo.
      Ojalá tengas ocasión, bonita.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  7. Paola, te odio xDDD
    No puedes hacerme esto! Yo con ganas de ver el musical y vas y haces una entrada con una pedazo de reseña super buena que hace que te entren más ganas de verla. ¡Eres cruel! TT^TT Como dice Utopía: Envidia máxima increscendo!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja ayyyyyyyy mea culpa!!!!!!!!! Aún así, mil gracias por tus palabras, pues me alegra saber que está a la altura de lo que cabe esperar. Y ojalá puedas ir a verlo, merece mucho, mucho, mucho lo que vale!!!!!! En serio.

      Gracias bonita, besotes!!!

      Eliminar

Anímate a comentar, compartir impresiones, dudas o sugerencias.
Únicamente espero que haya respeto, tanto por el administrador del blog como por el resto de usuarios.

No se admitirán insultos, ni nada por el estilo. Los comentarios ofensivos serán borrados automáticamente.

Absténganse de comentar los que muestran no haber leído la entrada, no tengan nada de añadir y/o decir, ni aquellos que únicamente pretendan dar publicidad a su blog.

Contesto TODOS los comentarios, en cuanto tengo tiempo.

¡Gracias y un cordial saludo!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...