18/6/18

Drácula

Título: Drácula.
Título original: Dracula.
Autor: Bram Stoker.
Editorial: Plutón Ediciones.
Género: Terror.
Fecha de publicación: 2010.
Fecha de publicación original: 1897.
Número de páginas: 379.

* Sinopsis:

Cada vez que el Conde Drácuula abandona a medianoche su cripta de la Inglaterra victoriana, también se levantan de sus tumbas los fantasmas de la sexualidad reprimida, porque en el fondo simboliza la eterna lucha entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas, transforma a doncellas en seductoras libidinosas y logra que las esposas practiquen una sexualidad desmedida.

Mito, leyenda, miedo, erotismo, tabúes y transgresiones, se mezclan en una historia tan apasionante como las andanzas del propio Conde. 


* Opinión personal:

Hace ya bastante tiempo que me leí este libro por fin, pero no ha sido hasta ahora que me he puesto con la reseña. La verdad es que siempre había sentido curiosidad por la tan aclamada historia de Bram Stoker, aquella que da origen al singular Conde del que tantas versiones se han hecho. Cuando os hablé del Mito de los Chupasangre, quería ir un poquito más allá, basándome en las distintas opciones que giran en torno a la figura del vampiro según diferentes regiones. Sin embargo, está claro que fue popularizada a través de esta historia.

Stoker se basó en Vlad Draculea (Vlad Tepes o, como popularmente se le conoce, Vlad El Empalador), el príncipe de Valaquia (actual sur de Rumanía a día de hoy) para crear la figura del Conde Drácula, así como también se dejó llevar por cuentos populares donde ya se hablaba de seres que se alimentaban de la sangre humana. Es decir, no es la primera obra sobre vampiros pero, sin duda, es la más conocida.

Si bien el libro ha tenido sus momentos en los que he podido cansarme, me fascinaba encontrar una historia del XIX que hubiera envejecido tan bien y que pueda leerse y disfrutarse a día de hoy. Supongo que ayuda que el lenguaje no sea tan pastoso a rasgos generales y que esté concebida de manera epistolar. Es un formato que no suele ser muy habitual, aunque sí la primera persona, pero de este modo lo hacemos a través de diarios personales, cartas y telegramas que se envían los personajes de esta historia en la que Drácula es el claro antagonista.

Mediante dichos documentos iremos conociendo las hazañas del vampiro, las cuales serán perseguidas por un grupo de intrépidos personajes que descubren lo que está haciendo y cómo lo lleva a cabo, sin llegar a ser explícito en ningún momento. Entre ellos destaca Jonathan Harker, Mina Murray y Van Helsing, además de otros protagonistas que les ayudarán a enfrentar al monstruo.

El autor sienta las bases de la figura del vampiro con una serie de características que, con el paso de los años, se han ido desvirtuando. Se trata de un ente demoníaco que ocupa, cual huésped, un cuerpo humano. Tiene que ir aprendiendo, estudiando los comportamientos de otras personas para poder parecerse a ellas y no levantar sospechas, aunque finalmente es descubierto.

La imagen vampírica creada por Stoker recoge muchas cosas que han ido pasando incluso a otros seres fantásticos años después pero, la forma en que él originalmente la concibió, expone datos interesantes como el hecho de que el sol le debilita, pero no lo mata; puede manejar ratas, lobos, murciélagos y niebla a su antojo y, si no me equivoco, también metamorfosearse. Así como también puede matar sin impunidad alguna o convertir a otros en no-muertos al beber de ellos y hacerles beber su propia sangre. Sí que juegan con la seducción, pero sobre todo en lo que respecta a la figura femenina. Al menos yo no he encontrado ningún aspecto erótico más allá de esa parte, mucho menos por parte de Drácula un interés romántico como algunos apuntan.

De un modo u otro, entre los documentos por los que vamos leyendo y conociendo la historia, encontramos cómo intuyen el carácter misterioso del Conde, a través de las relaciones que ha podido tener con algunos de los personajes y sus hazañas particulares.

Aunque el libro me ha gustado bastante, debo reconocer que esperaba más de él. Quizá que hubiese partes desde la propia óptica del Conde, o que ahondara más en el tema, ya que pasa casi de puntillas sobre ciertos aspectos. Y, por supuesto, cabe decir que soy de las que adora la figura del vampiro que se adoptó posteriormente, en la que sí son humanos que murieron pero mantienen sus propios recuerdos (como si hubieran paralizado su vida y adquirieran "superpoderes"), así como el aspecto erótico y romántico que se le otorga.

En resumidas cuentas, Drácula es una historia interesante que, a poco que te gusten los vampiros, merece ser leída, especialmente porque sienta las bases de estos seres tan particulares. Resulta, en general, bastante curiosa por ser una obra epistolar, por describirse al mítico ser a través de las vivencias y elucubraciones de los protagonistas y porque, por más años que hayan pasado, no ha envejecido mal.

Y vosotros, ¿la habéis leído?

¿Os gustan los vampiros?

¿Qué preferís: la versión de Stoker o la pseudo-romántica de otros autores?

¡Contadme, os leo!

Image and video hosting by TinyPic

6 comentarios:

  1. Drácula es un libro que me gustó muchísimo desde la primera vez que lo leí. Hace poco volví a él por segunda vez y me di cuenta de muchas otras cosas y, tal como dices, se echa de menos un desarrollo más profundo del personaje del conde.

    El formato epistolar, a raíz de esta historia, pasó a ser uno de mis favoritos. Es más, disfruto sobremanera las historias narradas desde más de un punto de vista.

    En mi caso, me encantan los vampiros. Estoy muy apegado sobretodo a la saga de las crónicas vampíricas de Anne Rice; me parece que si bien le da un giro al mito del vampiro, lo ha sabido llevar muy bien.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Siempre sentí cierta curiosidad por leer este libro pero creo que es posible que me lleve un chasco y siempre lo pospongo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. A mi no me termina de llamar la atencion por lo que no creo que lo lea.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola.

    Yo hace muchísimos años desde que lo leí, y la verdad es que recuerdo mucho mejor las versiones cinematrográficas, lo mismo me animo y vuelvo a leerlo de nuevo.

    Gracias por tu reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Pues siempre he tenido mucha curiosidad por leer Drácula, ya que es el vampiro más famosos y el que, como dices, sentó las bases para lo que vino después. Sin embargo, una de mis mejores amigas se lo leyó este año y le decepcionó muchísimo :/ eso hizo que perdiera el interés ya que tras leerme Frankenstein también me llevé un chasco.

    Veo que a tí te ha gustado aunque no era lo que te esperabas. No sé si al final me lo leeré o no... De momento se va a quedar bajito en mi cola de pendientes XD

    ResponderEliminar
  6. Lo leí hace nada y no me gustó mucho. Me costó bastante terminarlo, los personajes no me gustaron y no simpaticé con ninguno. Y la forma de escribir tampoco me gustó.
    Me alegro de que te haya gustado. Pero yo hubiese preferido no haber perdido el tiempo con él. 😅

    ResponderEliminar

Anímate a comentar, compartir impresiones, dudas o sugerencias.
Únicamente espero que haya respeto, tanto por el administrador del blog como por el resto de usuarios.

No se admitirán insultos, ni nada por el estilo. Los comentarios ofensivos serán borrados automáticamente.

Absténganse de comentar los que muestran no haber leído la entrada, no tengan nada de añadir y/o decir, ni aquellos que únicamente pretendan dar publicidad a su blog.

Contesto TODOS los comentarios, en cuanto tengo tiempo.

¡Gracias y un cordial saludo!

-----

En relación a la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, se informa a todos aquellos que deseen comentar en este blog que, cuando se escribe un comentario, se autoriza a que aparezca publicado con los datos que vosotros mismos aportéis. Más información en nuestra Política de Privacidad

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...