27/6/22

Héroes: Perseo

Fue hace mucho que iniciamos en el blog un paseo por la cultura clásica, en el que hablamos de Mitos y Leyendas de todo tipo, incluyendo en mayor medida - por supuesto - la mitología grecorromana. Una vez terminamos con el Panteón Olímpico, me propuse iniciar con los grandes Héroes y, hasta ahora, solo habíamos visto el mito de Heracles (Hércules). Ya iba siendo hora de retomar esta sección que tanto me apasiona y quería hacerlo con uno de los héroes que más me gustan: Perseo

A modo de breve resumen, recordemos que los héroes son, en su mayoría,  descendientes mortales de la relación entre un ser mortal y otro divino; no obstante, también podían considerarse como tal aquellos que se han ganado tal rango por sus hazañas o características físicas excepcionales

Perseo es hijo de Zeus y Dánae, princesa de Argos. Recordando este pasaje, la joven vivía cautiva en una torre de bronce para evitar que tuviese relaciones con ningún hombre ya que una profecía decía que el rey Acrisio sería asesinado por su nieto. Como ella era su única hija, decidió encerrarla pero, tal y como ya sabemos, el Dios del Trueno era capaz de metamorfosearse a su antojo y, en este caso, se transformó en lluvia dorada para colarse por una pequeña rendija, cayendo sobre la joven Dánae. 

Cuando Acrisio supo del nacimiento de Perseo, encerró al bebé junto a su madre en un gran cofre y los arrojó al mar, para que ambos murieran. Zeus pidió a Poseidón la protección de ambos, calmando las aguas y haciéndoles llegar sanos y salvos a la isla de Séfiros, siendo rescatados y acogidos por un Dictis, de quien existen dos versiones: un humilde pescador o un rey destronado por su hermano, Polidectes. Sea como fuere, creció en dicha isla, convirtiéndose en un joven adulto apuesto, fuerte y valiente

Aquí comienzan las hazañas de Perseo quien, junto a Heracles y Teseo, forma parte de los grandes héroes de la Mitología Griega.
Como decíamos, el rey Polidectes se encaprichó de Dánae y decidió librarse de Perseo, quien cuidaba de su madre. Para ello, se le encargó una misión suicida por la que se le reconocería a lo largo de los tiempos: acabar con Medusa, la Gorgona, y traer su cabeza. Este es el pasaje más famoso del héroe y, como ya sabemos, una hazaña que acabaría en una muerte segura de no ser por la ayuda de los dioses pues, la mirada de la Gorgona, convertía en piedra a quien se atreviera a mirarla. 

La representación del héroe es muy característica. Además de ser un joven apuesto y musculado, suele aparecer con un casco, un escudo, unas sandalias aladas y una hoz/puñal (en gran medida aparecerá con la cabeza de Medusa). Estos serían sus atributos

Atenea no soportaba a Medusa pues creía que había mancillado un santuario que le fue dedicado (donde la Gorgona fuera violada por el Dios del Océano), por lo que entregó a Perseo un escudo de bronce reflectante que funcionaba cual espejo, explicándole al héroe lo que debía hacer con él. 

El yelmo fue entregado por Hades, haciéndole invisible y Hermes le entregó unas sandalias aladas para desplazarse con velocidad, una hoz o puñal (según versiones) y un morral para meter la cabeza de la Gorgona una vez realizara dicho asesinato. Una vez encontró a Medusa, hubo de utilizar el escudo para no mirarla directamente a los ojos y no acabar convertido en piedra por lo que, al ver ésta su reflejo en dicho escudo, quedó paralizada y Perseo cortó su significativa cabeza poblada de serpientes. De la sangre derramada de Medusa nacieron Crisaor y el famoso caballo alado Pegaso


Tras su regreso, según Ovidio, el joven héroe se encontró con el Titán Atlas, presentándose como hijo de Zeus. Ya sabemos que los Oráculos y sus profecías hacían que la suspicacia entre los receptores fuera alta, por lo que no fue bien recibido al ser quien robaría las manzanas del Jardín de las Hespérides (custodiado por Atlas). Al amenazar a Perseo, éste mostró la cabeza de la Gorgona y le convirtió en piedra. Continuando su viaje, se encontró a una joven encadenada a una roca junto al mar, donde amenazaba su vida un terrible monstruo. Se trataba de Andrómeda, la hija del rey Cefeo (Etiopía), ofrecida en sacrificio al monstruo marino Ceto como acto conciliador favorecido por Casiopea, reina y madre de la muchacha.

A modo de breve explicación, Casiopea se jactaba de su belleza por encima de las Nereidas y esto enfureció a Poseidón, quien envió a Ceto a acabar con el reino, por lo que ofrecieron a su hija en sacrificio. 

Perseo les dijo a los reyes que acabaría con el monstruo y salvaría a su hija siempre y cuando se la ofrecieran en matrimonio. Así accedieron y él, como héroe que se precie, se abalanzó sobre el monstruo asestándole tal puñalada que acabó con su vida. 

Pero la cosa no acababa ahí. Andrómeda estaba prometida a Fineo por lo que, el día de la boda entre ella y Perseo, éste se presentó en la celebración seguido de un séquito enorme, favoreciendo una auténtica Boda Roja propia de Juego de Tronos
Finalmente, Perseo hizo uso de la cabeza de Medusa, no había arma más mortífera, dejando a todos los asaltantes convertidos en piedra.


Tras el nacimiento del primer hijo entre Andrómeda y Perseo, viajaron de vuelta a Séfiros, donde el héroe rescató a su madre y a Dictis de las manos de Polidectes. El rey despreció al joven, no creía que hubiese acabado con la Gorgona y, al solicitar ver la cabeza, quedó convertido en piedra. De esta forma Dictis pasó a ser rey de Séfiros. 

Cerramos el círculo con la vuelta de Perseo a Argos, el reino de su abuelo Acrisio, pero éste huyó a Tesalea por temor a que se cumpliese la profecía del Oráculo. No obstante, el héroe le persiguió por todo lo que les había hecho a su madre y a él. Tras varios acontecimientos que acaban en frías muertes, Perseo se quedó junto a su esposa en Argos, donde tuvieron más hijos (cinco chicos y una chica). 

Tras su muerte, Atenea - la gran protectora del joven héroe, le convertiría a una constelación, al igual que Andrómeda (y previamente incrustó la cabeza de Medusa en su égida representativa).

A continuación, como de costumbre, os dejo con varias imágenes ilustrativas y espero que lo hayáis disfrutado.





















¿Os ha gustado?

¿Qué otros héroes querríais ver por aquí?

¡Contadme, os leo!


6 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Me encantan este tipo de entradas, la mitología grecorromana me encanta (aunque en realidad todas me gustan y sé muy poco de ellas). La historia de Perseo ya la conocía, lo que siempre me deja alucinando es que las mujeres son súper maltratadas, las violan, sacrifican, asesinan... La historia de Medusa por ejemplo, que encima de ser violada la convierten en un monstruo y la terminan matando. O Danae, que entre el padre y el rey ese que la tiene secuestrada madre mía... En fin, que me ha encantado leerte. ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Jo, pues me ha encantado tu entrada. La mitología es mi eterna asignatura pendiente porque di algo en el instituto y me fascinaba pero luego la descuidé por completo y, aunque no suelo leerla nunca, cuando encuentro información como la que traes tú hoy siempre disfruto leyéndola. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! No suelo leer sobre estos temas, aunque siempre me han parecido de lo más interesante. Me ha gustado mucho tu entrada :)

    ResponderEliminar
  4. Hola.
    Una entrada muy interesante, además la mitología me interesa mucho desde siempre.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hoooola Paola!

    Vaya entrada más original y más interesante te has preparado, muy completa ^^
    Me encanta la mitología griega y me parece una forma muy buena de repasar algunos de los mitos principales, como el de Perseo y Medusa que es muy conocido, pero por ejemplo esa boda roja al más puro estilo GOT no la conocía... madre mía jajaja

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
  6. the article is very good and very useful. the article is interesting to read and very easy to understand. thanks for writing this article.

    ResponderEliminar

Anímate a comentar, compartir impresiones, dudas o sugerencias.
Únicamente espero que haya respeto, tanto por el administrador del blog como por el resto de usuarios.

No se admitirán insultos, ni nada por el estilo. Los comentarios ofensivos serán borrados automáticamente.

Absténganse de comentar los que muestran no haber leído la entrada, no tengan nada de añadir y/o decir, ni aquellos que únicamente pretendan dar publicidad a su blog.

Contesto TODOS los comentarios, en cuanto tengo tiempo.

¡Gracias y un cordial saludo!

-----

En relación a la nueva Ley sobre Protección de Datos, RGPD, se informa a todos aquellos que deseen comentar en este blog que, cuando se escribe un comentario, se autoriza a que aparezca publicado con los datos que vosotros mismos aportéis. Más información en nuestra Política de Privacidad

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...